Blog

iNaming

22 Feb 2016

La letra que da valor a todo lo que toca

Verne de El País nos descubre en este artículo el origen de la "i" que aparece al comienzo de la mayoría de productos de Apple.

El proceso de creación de un nombre comercial debe ir siempre unido al desarrollo de esa empresa, producto o servicio y tras la definición de objetivos estratégicos.

Lo vemos claro en el caso de Apple. Uno de los grandes logros de la marca y de Steve Jobs fue el de "conectar" a las personas con la tecnología, de simplificar y hacer más intuitivo lo que hasta entonces era complejo. Esta fue la apuesta, una visión a largo plazo, la propuesta de valor de la marca y de toda la gama de productos que sobre esta idea se fueron desarrollando.

Tener esa estrategia clara y ser rotundamente fiel a ella es lo que pemitió prever un código común con varios objetivos: identificar una cartera de productos de una misma marca y asociar a todos esos productos con unos valores determinados.

Previsión, concepto y coherencia fueron las pautas para crear una serie de nombres tan identificables y memorables como iPod, iMac, iPhone o iPad.

Podría considerarse un recurso fácil; tan simple como una letra, tan diminuto como una "i". Y es que lo que sucede habitualmente en los proyectos de Branding es que solo vemos ese pequeño detalle que simplifica el gran trabajo que hay detrás, o más concretamente; antes.

Esa "i" que originariamente venía de palabras como: Internet, individuo, instruir, inspirar e informar, consigue crear categorías nuevas en el mercado, de forma que un iPhone no es un teléfono más ni un iPad es cualquier tablet.

¿Te ha interesado? Comparte

Hemos escrito sobre

Apple Identidad Verbal

< Anterior

¿Comunicación Estratégica?

Siguiente >

El equilibro en comunicación online

Contacto

åddsum está presente en:

Zaragoza

Calle Coso 35 · Planta 2
C.N. Puerta Cinegia · Oficina 20
50003  Zaragoza

Ver Mapa

Huesca

Calle Barón de Eroles 38
Coworking Crearium
22400  Monzón (Huesca)

Ver Mapa